¿Por qué se murió Amy Winehouse?

Luis Ramírez

Fue cuando llegué al trabajo. No alcanzaba a ver las imágenes por la lejanía, pero las palabras llegaron como un rayo que abre la tormenta: encontraron muerta a Amy Winehouse.

Sus himnos son una rienda suelta a la negación de la autoridad, a la entrega absoluta por las drogas y el alcohol, pero más a su máscara con los ojos siempre abiertos, a sus cabellos que parecían esconder un misil y a sus múltiples espectáculos, donde los vasos rebosaban de entumecimiento  y cosquilleo, como cuando me doy cuenta que ha ocurrido una metamorfosis que tal vez dure lo que yo quiera sufrir.

Así, con esta monarquía de bichos que aparentan nunca morir, hoy voy a expresar algún significado de la amistad.

Cuando Samsa despertó y se vio con múltiples patitas su primer movimiento para levantarse de la cama lo hizo caer al suelo y quedó boca arriba. Tal vez de nada sirvió el golpe, tal vez lo único bueno de ese movimiento fue haberse acercado a la puerta.

Después de haber escuchado las voces de su familia y de su jefe fue su hermana la que más dio signos de empatía con Samsa, el hermano que había sufrido la metamorfosis.

¿En qué consistió su ayuda? Mover las cosas del cuarto, sobre todo, el hecho de quitar la mayoría de las cosas que estaban colgadas en las paredes para que su hermano se pudiera mover libremente.

A veces, o siempre, no es necesario hacer volver a la normalidad de la vida a aquel que está afligido, a aquel que está llorando o que está vagando sin rumbo. A veces o siempre basta con quitarle obstáculos para que aún en su estado “bicho” se sienta libre, sin obstáculos en su caminar.

¿Qué le pasó a Amy Winehouse? ¿Por qué se murió? Tocar la puerta e impresionarte del caos que hay ahí bajo la cama, sobre ella y enfrente de ella puede salvar muchas vidas. Sentir que vomitas es símbolo que algo puedes hacer por el “bicho” que no puede volver a la normalidad por sí mismo o tal vez ya no lo logre.

2 comentarios sobre “¿Por qué se murió Amy Winehouse?

  • el 29 octubre, 2017 a las 10:17 am
    Permalink

    Es un relato muy interesante, la comparación con el personaje del libro de la metamorfosis de Kafka muy atinado. Gracias por compartir.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: